Edificio de Administración ACP

Ubicación

Balboa , Ciudad de Panamá

Año

2013

Cliente

Autoridad del Canal de Panamá

Diseño

Nilson Ariel Espino, Eduardo Tejeira y Tatiana Sousa

Descripción

Este proyecto, obtenido en concurso, debía abordar 3 componentes diferentes de uno de los edificios más importantes del país: la remodelación de la entrada posterior del edificio, la recuperación inicial de la fachada principal y la construcción de un estacionamiento nuevo.

Categorías Diseño de interiores
Restauración

Compartir:




A partir de su inauguración en 1914, la entrada posterior del edificio cumplió el rol previsto en el diseño original de acceso secundario de servicio, ya que la entrada principal, integrada a la monumental fachada y escalinata frontal, conectaba con la plaza de Goethals y el conjunto residencial de Balboa, donde vivían muchos de los funcionarios. Con el uso más extendido del automóvil, sin embargo, el acceso posterior adquirió cada vez más relevancia, ya que los estacionamientos se ubicaban en la parte de atrás del edificio, y en 1973 se le añadió una puerta cochera a esta entrada de servicio. Con este cambio de uso, el pequeñísimo vestíbulo posterior original dejó de ser funcional.

A partir de su inauguración en 1914, la entrada posterior del edificio cumplió el rol previsto en el diseño original de acceso secundario de servicio, ya que la entrada principal, integrada a la monumental fachada y escalinata frontal, conectaba con la plaza de Goethals y el conjunto residencial de Balboa, donde vivían muchos de los funcionarios. Con el uso más extendido del automóvil, sin embargo, el acceso posterior adquirió cada vez más relevancia, ya que los estacionamientos se ubicaban en la parte de atrás del edificio, y en 1973 se le añadió una puerta cochera a esta entrada de servicio. Con este cambio de uso, el pequeñísimo vestíbulo posterior original dejó de ser funcional.


En la propuesta final, se cerró el espacio ampliado con paredes de vidrio insertas entre las pilastras, y se añadieron pilastras dóricas nuevas, en dos tamaños (órdenes) diferentes, para enmarcar las entradas y modular el espacio. Pisos y mueble de recepción de mármol en tres tonos, parrillas de bronce y detalles clásicos en estuco armonizan el espacio con el edificio original.




El proyecto también debía iniciar la recuperación de la fachada principal del edificio, la cual había sido desvirtuada por añadidos y reformas recientes que ampliaban los espacios internos de oficinas a costa de la columnata original. Se hicieron los estudios completos de alternativas, optando en esta ocasión por una limpieza volumétrica simple, que no sacrificaba espacios internos y preparaba el camino para una recuperación en regla en los años futuros. Por su parte, el nuevo estacionamiento se diseñó para salvar la mayor cantidad de árboles existentes, y ser casi invisible desde la calle principal. El pavimento es de tipo permeable (“verde”).